Los mercados de pescado en Corea (1era parte)

¡Del mar al sarten!

En uno de sus comics mas conocidos, Guy Delisle dice que en Asia un pescado ya no es considerado fresco cuando comienza a flotar cabeza abajo. Es una forma de decir que en Asia el pescado es considerado fresco siempre y cuando esté vivo justo antes de ser preparado.

Aunque no parezca gran cosa pero en Corea la cosa se toma muy en serio, y la mejor manera de darse cuenta hasta que punto es visitando uno de los tantos mercados de pescado que hay en ese país.

Noryangjin es el nombre del mercado de pescado de Seúl, famoso por la cantidad de habitantes del mar que se pueden comprar en su interior y eso a pessar de que se halla en un edificio de tipo “Blade Runner” que no es de lo mas acogedor, mas que todo si es la primera vez que se lo visita.

Dense cuenta nada mas del camino que lleva hacia la entrada del mercado.

El mercado de Noryangjin está en un edificio al que se ingresa por la parte superior, cuando se viene desde la estación de metro y aunque tal vez no era la intención del arquitecto que diseñó el edificio, el efecto es bastante espectacular.

Cada vendedor está ubicado por zonas dependiendo del tipo de ciudadano marítimo que se encuentre a la venta, cada ciudadano se encuentra vivo en diferentes acuarios en los cuales los clientes pueden escogerlos.

Una de las particularidades de los mercados de pescado en Corea es que una vez que el individuo marino ha sido comprado, se lo puede enviar a cualquiera de los restaurantes que se encuentran en el primer piso del edificio en donde se puede hacer que lo preparen, como por ejemplo en “sashimi” o pescado crudo, que en Corea no se llama así pues es el nombre japones, en coreano al pescado crudo se lo llama 회 y se pronuncia: hway.

Ya se pueden entonces imaginar, primero se escoge al individuo en un acuario, y luego ……. pues ¡ya se pueden imaginar lo que sigue!

En este mercado se vende una cantidad increíble de cosas del mar, y por ende es normal encontrar en este sitio gente que se especializa en la venta de las cosas mas extrañas.

En lo que a mi se refiere, yo solo aproveché del hecho de que en este lugar la docena de ostras se vendía a solo 5 euros.

El acceso a este mercado es relativamente fácil pues solo basta con tomar la línea 1 o la 9 del metro hasta la parada Noryangjin. Luego se debe tomar la salida número 1.

Este mercado abre hasta muy tarde por las noches pero la mayor parte de su actividad es temprano por la mañana, así que es mejor madrugar para visitarlo.

Enregistrer

Enregistrer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *